Introducción

Ir abajo

Introducción

Mensaje  Sándwich el Sáb Sep 01, 2018 4:47 pm

¿Alguna vez te has preguntado cómo surgieron las islas? ¿O cómo se creó la vida misma? En ese caso déjame contarte los inicios del mundo en el que vives.

Hace 3000 años la diosa Vaitiare dio lugar a la vida. Creó formas humanoides similares a ella, les dio carácter, un corazón, sentimientos y una voz. Les dio un lugar donde vivir, lleno de naturaleza y fauna que hizo con cuidado y cariño para que pudieran continuar con sus vidas, avanzar y crear su propia historia. Tras eso cayó en un profundo sueño, convirtiéndose en la isla de Veridian, y su corazón en una pequeña piedra preciosa llamada jade.

Años después nace el semidiós Blair, hombre admirado por muchas personas debido a sus increíbles hazañas y logros, teniendo un corazón entregado hacia los humanos. Fue el sentimiento de grandeza y los rumones que corrían por la isla lo que le hizo embarcarse hacia a Veridian, robando el corazón de Vaitiare. Al quitar la piedra de su lugar, la isla comenzó a teñirse de un color negro, transformando las plantas en cenizas, perdiendo los vivos colores que la formaban. La muerte llegó a los habitantes y animales que vivían en ella, provocando que estos empezaran a mutar a criaturas horribles.

Horrorizados por lo que les había ocurrido, intentaron huir a otras islas en busca de ayuda para arreglar su aspecto. En un principio fueron rechazados, rehuyéndoles y si se era posible, echándolos de la isla o matándolos. Se creía que era una maldición de Akamu, enfadado por el robo del corazón de Vaitiare. Pero la suerte de los mutantes empezó cuando se dieron cuenta de que la muerte se había empezado a propagar por otras islas, consumiendo su vida lentamente y dándole fiabilidad a sus palabras. Pero no había cura alguna para aquella desgracia. La parte positiva fue que comenzaron a trabajar juntos, aceptando sus rarezas siempre que no se tratara de una criatura que deseara el mal, puesto que por mucha humanidad que aún mantuvieran en su aspecto, no dejaban de ser seres corruptos por la muerte.

Pero eso no fue todo para el grandiosos semidiós. El corazón era codiciado por otros seres; criaturas marinas, otros dioses e incluso algunos humanos aventureros, los cuales no iban a permitir que la piedra fuera robada tan fácilmente. En su viaje de vuelta a Akela se presentó ante él Balroxy, dios de la guerra. Blair fue derrotado, perdiendo su arma mágica y el corazón, el cual cayó al profundo océano y dejando que la muerte avanzara con total libertad.
avatar

Sándwich
Admin

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 08/10/2008
Humor : Sarcástico

Ver perfil de usuario http://sakura14.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.